Por unas horas mi estudio se tiñó de mucho amor…

Marta y Rubén decidieron hacerse una sesión  de pareja, me pareció una idea estupenda, ya que siempre digo que no hace falta casarse para tener un bonito recuerdo de este tipo.

Como a la mayoría de las personas que se ponen delante de una cámara (incluyéndome a mi), les costó un poquito hacerse a ella, pero en un ratín ya se olvidaron de la cámara y conseguimos pasar unas horas llenas de ese cariño y amor que tanto se tienen y se muestran.

Muchas gracias chicos, sois una pareja increíble.

“Una palabra nos libra de todo el peso y dolor de la vida. Esa palabra es AMOR.” Sófocles